miércoles, 17 de diciembre de 2008

Capítulo dos. Sugerencias en el periódico.

Estaba en mi rutina de intentar pluriempleame cuando ví algo que me sorprendió en el periódico. Estaba en la sección de ofertas de trabajo un anuncio señalado que tenía algo que me hipnotizaba.
Buscaban jóvenes, del sexo que fuera, para unirse a una comunidad de espectáculos ambulante. Imaginé que sería algo así como un circo o tal vez obras de teatro de bajo presupuesto para niños o mayores. Me daba igual.
En principio no pedían que los aspirantes tuvieran demasiada experiencia, porque decía el anuncio, que formaban a las nuevas incorporaciones a manera de la escuela, para que así cualquiera pudiese interpretar cualquier papel llevando el sello de quienes les habían formado.
Me pareció interesante y llamé.
Me contestó una chica, supuse que joven, con voz melodiosa y embelesadora.
- Compañía Imaginarte ¿Dígame? -
- Ehm.. Hola... llamaba para informarme de una oferta de trabajo que vi en el periódico.. -
- ¡Por supuesto! - me interrumpió - le haré unas preguntas para tener el perfil en nuestros archivos... - se oyó un movimiento de papeles - perfecto ¿Podría decirme su nombre? -
- Marién -
- ¿Edad? -
- Veintitrés años -
- ¿Ocupación? -
- Mmmm - dudé entre en paro, empleada a tiempo parcial, perdedora... - pues ahora mismo estoy empleada a tiempo parcial como... como teleoperadora... pero estoy buscando algo que me llene más.. - intenté explicarme.
- Perfecto Marién, buscamos gente que desee algo nuevo - dijo alegremente - ¿Habilidades?
- ¿Perdón? - no entendí muy bien a qué se refería.
- Pues, eso, habilidades ¿Qué sabes hacer? ¿Sabes cantar? ¿Bailar? ¿Actuar? -
- Ahm... bueno pues, soy escritora, bueno... lo hago desde hace años - esperaba que no me pidiese algún premio de literatura - también escribo poesía así que... podría componer canciones... y actuar... bueno... si me enseñasen... yo...-
- Siempre que no tengas miedo al fracaso ni al público ja, ja, ja - rió despreocupadamente - bueno, por ahora parece que das un buen perfil, Marién, pero tendrás que venir a hacer una entrevista personal ¿Habría algún problema? -
- Ninguno, estaré encantada -
- Por cierto, tengo que avisarte, que, si eres seleccionada, en principio no tendrías sueldo -
- ¿Có-como?
- Sí, verás, a nuestros participantes noveles no les pagamos, digamos que compensamos el servicio que hacen para nosotros con las clases y la manutención, ten en cuenta, Marién, que viajarías con nosotros por todo el mundo a gastos pagados... y, bueno, tal vez, si siguieras con nosotros más años... entonces podríamos hablar de un buen sueldo.
- Entiendo... - ya estaba viendo venir un buen timo - ¿Tendré que desembolsar algún dinero para empezar?.
- No, no, para nada - dijo con voz.. como decirlo ¿Dolida? - de todas formas mira, las entrevistas personales serán la semana que viene, el miércoles, en el Edificio IFOL, a las once de la mañana... preséntate allí si te interesa y hablamos ¿De acuerdo? -
- De acuerdo, muchas gracias... -
- Lorena -
- Muchas gracias Lorena -
- Hasta entonces... Marién -.
No acababa de convencerme la idea, pero... el caso es que era una aventura. Yo nunca había vivido algo así y tampoco quería que se me hiciese demasiado tarde como para que el cuerpo no pudiera aguantar algo así.
Tenía unos cinco días para pensarlo, para ver si de verdad me atrevía a vivir algo tan intenso ¡Dios mío! Conocer el mundo y ¡No sólo eso! Conocerlo con gente joven que además tenía talentos artísticos de los que podría aprender... tal vez en algún país nos hiciéramos famosos y pudiéramos conseguir allí una buena vida. Además de que, por fin, podría tomar clases de algo a la vez que conseguía experiencia... tal vez fueran unos profesionales conocidos, quizá saliese de allí siendo una gran estrella. Era una gran oportunidad. ¿Por qué no intentarlo?
Al menos esto me permitía soñar de nuevo y si me iba mal pues... siempre podría volver aquí y seguir esta maldita rutina que me estaba matando los sueños. Esperaba con toda mi alma que ese momento no llegase jamás, quise pensar que si me cogían, sería porque realmente valdría para ello ¿No? Entonces... tal vez no llegaría el día en que tuviese que retornar a este agujero.
Al contrario de lo que cabía pensar, cada día que pasaba me hacía tener más ganas de intentarlo, cada noche me acostaba soñando con luces blancas impresionantemente grandes, telones de terciopelo rojo, aplausos... incluso cuando era realista y me imaginaba velas casi gastadas, telones de tela vieja... seguían estando los aplausos y... para mí era suficiente. Quería vivir esto. Era magia aunque fuese decadente.
Así que ese martes por la noche puse el despertador a las nueve de la mañana para poder llegar a tiempo, aunque eso significase faltar al trabajo.
No sabía entonces que aquel nimio gesto cambiaría el resto de mi vida.

4 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Me gusta este capítulo mucho^^

Puedes publicar esta historia si quieres en el Rincón ;) Allí dejé un tutorial sobre registrar textos, por si te interesa ;)

Por cierto, sí me dará tiempo a leerlos todos. Lo que pasa es que ahora estoy estudiando y por eso leo menos, pero ya he empezado el cuarto, El Capitán Alatriste, que hace mucho que no me lo leo xD

Besos^^

Virgilio dijo...

Genial, simplemente genial. No me acaba de agradar cómo marcas los diálogos, aunque supongo que yo siempre seré muy 'impersonal' en ese sentido.
Por cierto, para lo de ese trabajo... ¿dónde hay que llamar para apuntarse?
Nah, ahí tuviste un problema: dudo que sea verdad, porque solucionaría mucho al principio de la historia.
Aunque, si acaba en una compañía ambulante en un entorno tan... amable, sería como un anime que veía mi hermana en la tele, jaja.

Fidel dijo...

Todo texto que invite a soñar, es bueno. Y tu consigues que me sienta identificado.. y que sienta deseos de encontrar una oportunidad así.
Me encanta.

Nanah dijo...

Virgilio

Sé que quizá parece que soluciona su vida ya en el principio, pero no creo que tenga más relevancia poner que fue tras "X" tiempo ya que en el primer capítulo pone que lo de buscar en el periódico es algo así como una rutina que lleva ejerciendo mucho tiempo (además de que si no me alargo muchísimo)
¿Te apuntarías al trabajo?
No te pagan y además tendrías que dejar a familia y amigos atrás..
Ay locuelo!

A los demás, gracias por leer y comentar ^^
espero no defraudar en capítulos posteriores. Un beso fuerte.