jueves, 25 de septiembre de 2008

Dos

Quiero que seamos TÚ y YO.
Sin nombre, sin mundo, sin gente alrededor.
Dos. Ni amigos ni familia.
Dos y la entropía.
Dos almas en un cuento, dime ¿Qué tal beso? Te palpo la ilusión en un momento.
Sístole. Mi alma en tus pulmones.
Diástole. Tu mano entre mis piernas.
Dejé el sentimiento, pasión, mil amores... dame tres palabras que son "yo te entiendo".
Las voces, son ruido.
Tú, mi punto de partida.
Te veo en mis ojos, ahora todo incendio tiene una salida.
Las calles nos miran.
Mi niño me mima.

Quiero gritarlo, atravesar el sol, áureo reflejo... Que soñar siendo poco, es todo cuanto tengo.

5 comentarios:

No pienso darle mi nombre a una máquina dijo...

Símplemente genial. No hay nada que criticar: es una oda al amor en toda regla (lo puedo ver yo aunque aún no me haya enamorado).
Por cierto, la frase 'Sístole. Mi alma en tus pulmones.', me encanta. Una preciosa forma de describir un beso.

Nanah dijo...

Si te digo la verdad, creo que yo tampoco he estado nunca enamorada, al menos, nunca he tenido un amor correspondido del todo... así que simplemente hablo en función de lo que quiero o me gustaría que fuese.

Quizá alguien me diga alguna vez si realmente es así, por si nunca lo siento, ya sabes.

No pienso darle mi nombre a una máquina dijo...

Lo sé demasiado bien, pero no te estreses... somos jóvenes y nos queda vida por delante (o no).

isi-05x3 dijo...

Me gusta mucho cómo describes el amor, Nanah.
Yo siento el amor así, la verdad. Y es una sensación maravillosa^^

Besotes^^

Nanah dijo...

Suertuda :P