domingo, 14 de septiembre de 2008

Suficiente

Haga lo que haga nunca es suficiente.
Soy una inútil, no queda más que hablar.

Universitaria. Veinte años.
Sé de política, de historia, de literatura, de filosofía... Sé resolver los puzzles más difíciles, sé de fotografía, sé reconocer el arte y la magia cuando lo veo, sé amar, se hacer sentir especial a la gente que está a mi alrededor.
Sé empatizar con cada escala social, con cada idea, con cada lágrima.
Sé de sueños. Sé de lealtad y de buenas maneras. Sé hacer reir a un niño.

Pero soy una inútil, porque nadie me dejó nunca hacer nada.
Y ahora es digno reprocharme que no sé hacer lo que nunca me enseñaron a hacer.
No valgo nada porque no hay un porcentaje de sueldo que dar en casa ¿Por qué? Porque era mejor estudiar, ser alguien, aunque eso no sea suficiente.
Soy una inútil.

A veces ni siquiera sé para que estoy aquí. Quizá ese sea el esencial problema.
Quizá debería coger la escoba y dejar los sueños.
Tal vez así sería mucho más fácil.
Matar al genio.
Sacar al hombre.
Y que muera todo lo que quise ser, lo que tengo, no vale nada.

35 comentarios:

isi-05x3 dijo...

Y un mojón no vales nada y no eres suficiente!!!!!!!! Y no tires tus sueños, que les den a quienes no los valoran!!!

Odio esta mierda de sistema en el que debes ser alguien en la vida o morir en el intento ¬¬

Besos!!!^^

Bóreas, dios del viento dijo...

Una pequeña duda. ¿Por qué planteas tu capacidad propia y personal como una obligación de los demás?
Yo creo que eres lo que haces de ti, no lo que los demás dejan que hagas de ti (aunque suene igual, hay un ligero matiz de diferencia que espero que veas)

Un Dulce Irreverente dijo...

Sabes bien que no es cierto lo que planteas como posibilidad, o mejor dicho, que no es lo correcto.
Supongo (y creo saber) que lo plasmas en palabras precisamente para sacarlo de ti, y si de paso obtienes algunas palabras que te confirmen la certeza que tienes de que eso no sería correcto, pues mejor.

Pero aún así, yo te digo, que ni por casualidad deberías pensarlo...; sólo como algo poético escribirlo, y como un pensamiento obligatorio tenerlo; pero nada más.

No te conozco, nada, aunque fíjate, la primera vez que leo tu blog, y ya me imaginaba a la perfección que podías pensar y escribir así.

Y es que yo también puedo reconocer el arte, la magia, el sentimiento, lo especial, cuando lo veo....

Nanah dijo...

Supongo que la principal idea es esa, que salga, quizá así me quite la espinita de pensar así, de vez en cuando.

Y también es cierto que necesito que me digan que no es cierto, y ya que mi mundo real a veces me hace pensar esto o me lo dice explícitamente, busco recursos donde buenamente puedo.

¿Soy tan predecible? Hmm voy a tener que intentar sorprender más ;)
Sea como sea, siempre Dulce ¿No?

Un Dulce Irreverente dijo...

¿predecible? en todo caso se podrá deducir, de todo esto, que sabes expresarte, y no sólo con las palabras y la sintaxis adecuada, sino también expresar ese algo mágico, supraverbal, que se transmite al escribir, cuando se escribe con el alma.

No creo que seas predecible. De hecho, imagino que serás una incomprendida la gran mayoría del tiempo, o por lo menos te sentirás así.

Como yo.

Dulce como ..... ; siempre.

Nanah dijo...

Y dices que no me conoces de nada ¿Quién lo diría?

Un Dulce Irreverente dijo...

Prometo que no te conozco.
Mi promesa, aunque no vale nada, puede llegar a obtener un gran valor por tu parte....
Por ahora, yo sólo me limito a realizarla.

Y, por cierto, ¿es esa muñequita de la fotografía la autora de este espacio?
Si es así, es un nombre muy acertado para el blog, de verdad.

Nanah dijo...

Sí, soy yo, me siento en desventaja ¿Quién eres?

Un Dulce Irreverente dijo...

Desventaja ninguna, señorita. Tienes mil universos de ventaja sobre la mayoría de todos los mortales que ni en todos los universos del universo llegarían jamás a leer (y ya no hablemos de entender) lo que de tu mente sale y queda plasmado aquí.

Y también tienes ventaja sobre mí, pues tú marcas camino, y yo lo sigo..., vas delante. Me tienes detrás, sin darte cuenta, pero en realidad... lo sabes...

Y, ¿sabes qué? que algún día nos conoceremos...

De eso estoy cien por cien seguro. Y no me preguntes por qué.

:)

Nanah dijo...

Me dejas sin preguntas que poder hacer (por ahora) a la espera de tu próximo movimiento.
Seguiré intentando darte algo que te inspire, que te conmueva o interse. Así se nos hará más llevadero.
O eso creo yo.

^^

Un Dulce Irreverente dijo...

.... ¿próximo movimiento? me dejas descolocado... ¿es que esto es un juego? No me parecía tanto, aunque ya me divertía, y me gustaba.

Pero veo que te sobrevaloré, en sólo una cosa..., veo que aún no has comprendido que no se trata de eso...; no hay nada que me inspire, me interese, o me conmueva aquí; o mejor dicho, no importa si lo hay o no. No es ésa la razón de esta conversación, la razón es lo que está por encima de las palabras, ya sabes...

¿¿O acaso crees que, si hubieses escrito sobre nebulosas de algodón de azúcar, no habría captado tu alma en las palabras, siendo todas diferentes...??


Como te dije al principio del todo, se trata de captar lo especial, de saber captar la esencia, de saber (y poder) sentir la magia.

Yo lo veo así.

Nanah dijo...

En mi cabeza en este momento sólo hay preguntas y ya no sé si es porque me quedé atrás o porque voy demasiado adelantada.

Puedo pecar de ser simple, pero en esta página sólo hay palabras (que salen del alma, pero palabras, al fin y al cabo).

Me parece demasiado lo que intuyes si lo poco que conoces de mí es tan sólo lo que hay aquí reflejado (o tal vez me muestre más evidente de lo que creo).

Para mí si es algo como un juego, como el ratón y el gato, porque mi curiosidad me hará correr más que de costumbre.

Tú buscas la magia, disfrutas la magia, yo busco la conexión, tal vez cuando la encuentre, pueda permitirme disfrutar la magia.


:P

Un Dulce Irreverente dijo...

Al ir leyendo tu respuesta, iba pensando en lo que te iba a contestar; pero al leer el último párrafo me has quitado esa oportunidad, pues en él has dado de lleno en la idea...: el hecho de que la conexión está ahí, y ya puedo, entonces, disfrutar de lo que está por encima de las palabras...


La magia, dices tú, y me parece muy buena definición.

Disfrutemos de la magia, pues.

Nanah dijo...

Bienvenida será la magia que te acompaña siempre que vienes, y a ver si hace buenas migas con la mía ^^.

Un Dulce Irreverente dijo...

¿¿Piensas que traigo magia??

Porque yo pienso lo contrario; de hecho viajo hasta este lugar precisamente para disfrutar de la magia que aquí ya había.

Extraño que nadie la sintiese antes...

Dime, pequeña muñequita, ¿con qué ha soñado hoy tu mente?

Yo hoy soñé más con el corazón, y me he levantado muy sobresaltado.
Pero por desgracia ya he asumido que desperté...


Aunque, por suerte, tenía este lugar, y la certeza de que me esperabas.
Ten un bonito día.

Nanah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nanah dijo...

Y yo me pregunto ¿Cómo diste con este lugar? Cosas de la magia, imagino.

Y yo con esta curiosidad insaciable... ¡No hay derecho!

No recuerdo los sueños de esta noche, tal vez eso lo convierta en una noche perdida, pero de descanso reparador, que tampoco viene mal del todo...

¿Soñaste con el corazón? ¿Cómo fue la experiencia?

¿Tan seguro estabas de que te esperaba?

Un Dulce Irreverente dijo...

...pues...fue buena, pero fue mala, la experiencia...

Conocía a una persona, y me ilusionaba tantísimo conocerla..., pero luego ella pasaba de mí, y todo el sueño, toda la ilusión, tanto tiempo atrás soñando con ese momento, se me echó encima..

Pero, lo extraño del sueño, es que su amiga, la que jamás me interesó, mostró ella interés en mí, y la ilusión, los colorines, y el dulzor, volvieron a mi corazón.
Pero desperté....


Fue doloroso.., pero mientras duró fue de lo más dulce.


Y la verdad es que sí, sabía que me esperarías.
Al fin y al cabo, no ibas a dejar de venir por aquí sólo por mí... :P

Nanah dijo...

Un sueño muy realista el tuyo, la verdad, me recuerda a alguna que otra vivencia mía (aunque, es muy probable, que le haya pasado a todo el mundo, en mayor o menor medida)

Sea como fuere y aunque el aliento parezca perdido al despertarse, si fue bonito mientras duró, apuesto a que lo soñarías de nuevo.

Yo volveré siempre e intentaré seguir dejando un poco de mí en cada frase, en cada letra y, supongo, que mientras te encuentre, tendré un motivo más para escribir.

Un Dulce Irreverente dijo...

Me halagas no tienes idea de cuánto, diciéndome eso.

Y lo haces, porque conozoco bien lo que es sentir que una persona desconocida consiga entrar en tu cabeza, por algún motivo desconocido (o incluso sin motivo aparente), y hacerse con un huequito en tu pensamiento.

Y si me dices eso..., me das un hilo de vida, al que me agarraré sonriente, por un tiempo, mientras dure.

Ten un bonito día, muñequita.
Más tarde hablaremos.

Nanah dijo...

Me sigue pareciendo curioso el hecho de que, a veces, tanto sea tan poco y tan poco pueda convertirse en tanto.

A mí me halaga que pases a diario por aquí (incluso si tus motivos son enormes o pequeñitos).

Muchas veces dependemos de la cordialidad de un desconocido...

Siempre es grato ver que transmites a alguien, supongo que si no pudiera hacer sentir nada a nadie con lo que escribo, todo esto quedaría en un cuaderno lleno de polvo en la estantería.

^^

Te deseo un bonito día a ti también.

Nanah dijo...

Creo que encontré algo tuyo en algún rinconcito de internet...

Un Dulce Irreverente dijo...

vaya, tardaste !!!

Sinceramente, pensé que tardarías menos.

No es que quisiera enseñarte eso, pero se me ocurrió que, como un juego - eso sí era un juego :) - pues sería divertido.


No me equivocaba.

Quién sabe cuántos juegos nos quedarán por jugar... ¿verdad?

Nanah dijo...

Vaya vaya... que yo me entere... ¿Hay juegos ocultos tras tu intención inicial? Jugón, jugón...

Veo que no soy tan hábil como pensabas, lamento no haber sido tan astuta como esperabas.

¿Cuántos juegos nos quedarán por jugar? Los que vengan contigo y los que traiga el tiempo, yo, por mi parte, jugaré con (casi) todas mis armas...

Me encanta esto.

Un Dulce Irreverente dijo...

hábil... sí; astuta..., también; lo único, un poco más lenta de lo esperado.


¿Sabes? muchas veces me he preguntado, cuáles serán las armas de una muñequita como tú...

¿Querré conocerlas todas? ¿Me darán miedo? ¿Serán temibles... o por el contrario será deseable sentirse bajo su amenaza...?


Imagino que esto te gustará, a mí me gusta. Pero aprendí a no poner demasiada fe en estas cosas.
Son pasajeras.

O casi siempre suelen serlo.

Nanah dijo...

Hoy pereció en combate toda la primera línea de fuego.
Tengo al ejército retraído rezando por sobrevivir.

Las armas descansan en la penumbra, esperando ser útiles, tal vez, en otra batalla, en otra guerra o en un museo.

De tan pasajero que es todo, no quiero ni verlo, solo escucharlo alejarse, por no echar de menos el segundo que duró en mis manos, en mis ojos, en mi vida...

Un Dulce Irreverente dijo...

Eso no tiene nada que ver con nuestra "conversación"...

Pero bueno, es perdonable, si tan así ha sido tu día.



Hasta pronto, muñequita.

Un Dulce Irreverente dijo...

He seguido leyéndote, intuyo sucesos negativos, no es difícil de intuir, evidentemente.

Aún así, me preguntaba... ¿será que ya ha pasado eso, pasajero? ¿Tan leve ha sido?


Deseoso de saberlo, irreverente.

Nanah dijo...

Me preguntaba si dejarías correr el asunto al verme un poco ausente, pero veo que no, eso me alegra.

Digamos que paso por momentos turbulentos (como ya intuías)

Preguntaste cuales serían las armas de una muñequita como yo... y cuando las vi de capa caída pensé en qué tal vez ya no tenía tanto que mostrar a nadie.

Tal vez me equivoque.

Si sigues aquí es que de verdad te interesa que hay en el fondo, aunque esté a cubierto o lleno de polvo.

Un Dulce Irreverente dijo...

Tienes todo que mostrar.

¿Es que acaso dudabas que existía interés por mi parte?


Por otro lado, no creo ser quien vaya a llenar tus vacíos amorosos, pero sí creo que podré aportarte algo. Como tú a mí.

Nanah dijo...

Por ahora mi prioridad no es llenar vacíos amorosos. Creo que ni tu ni nadie podría llenarlo, pero eso es otra historia.

Lo que sí quiero es aprender ¿Qué? Lo que sea.
Entender a alguien nuevo, no sé, tal vez ver la vida desde otra perspectiva. Me parece una buena idea.

Tal vez tenga mucho que mostrar, tal vez necesite las preguntas buenas para obtener las mejores respuestas.

Un Dulce Irreverente dijo...

Pues yo de preguntar sé un rato....

:)

Preguntemos, pues. Poco a poco.


Y para empezar, ¿cuándo fue la última vez que temblaste al besar a alguien por primera vez?

Nanah dijo...

Pues a decir verdad hace como... dos años que no me pasa.
Pero de las tres veces que he sentido algo así, sólo una de ellas me quitó el aliento.
Jamás tuve nada con ese chico... pero realmente, creo que fue mejor así...

Aunque si que te digo, que eso de las mariposas en el estómago y todo eso que cuenta la gente... para mí siguen siendo cuentos, no sé lo que es.

Un Dulce Irreverente dijo...

Mmm.... veo que estás... "incompleta"....

Quizás de ahí tus preocupaciones y constantes divagaciones acerca del tema... En cualquier caso, eres joven, bonita, e inteligente; no alcanzo a comprender cómo es posible que tengas esos "miedos"...

Todos dormimos bien sin tener por qué estar con alguien a nuestro lado; pero cuando lo tenemos, también dormimos bien; incluso a veces mejor.
No es cuestión de pensar por qué sucede o no, sino de vivirlo, vivir lo que sea que se viva.

No hay que buscar, hay que dejar ser encontrado..


:)

Nanah dijo...

Esto de empezar un nuevo curso no le deja a una tiempo para nada.

Digamos que soy bonita, digamos que soy tambien inteligente y todas esas cosas... entonces... ¿Por qué sigo así?
Creo que de ahí radican mis problemas.

¿De qué te sirve tener tantas cosas si a la hora de la verdad no cuentan?

Debo tener una naturaleza huidiza, pero... eso me hace ser como soy, es un rasgo y... me pesa tanto como me gusta.

^^