miércoles, 24 de septiembre de 2008

Sálvame

Sálvame.
Sálvame de todos. De todos aquellos que quieren amar.

Sálvame de todos esos lobos que buscan una imagen celestial.

Quítame pasiones, que este alma ya no aguanta más.
Sus voces me susurran un amor perdido... cada uno es una figura, unos ojos, un lugar.

Siento que hay mil vidas en mí.
¡Sálvame!
Cada una tiene su propio Don Juan.
Al final, me romperé en pedazos y nacerán mil hombres, cada uno con un nombre y un final.

Moriré colina abajo, mar adentro, en pecado y en altar.
Traeré niños al mundo y perderé mi estirpe, de vieja, de joven, de maldad.

La liga, el corsé, la falda, las medias.
Las esposas, la fusta, el cancán.
Tacones, gabardina, carmín rojo.
La bruma, la noche, el despertar.

¡Sálvame! ¡Por Dios! O perderé la esencia.
Me derramaré en cada boca.
He de probar.

¡Sálvame! O me quedaré sola, cuando ya no quede aliento que a otros dar.

6 comentarios:

isi-05x3 dijo...

Me gustó mucho tu texto, nena ;)

Besotes^^

No pienso darle mi nombre a una máquina dijo...

Muy emotivo. La manera de escribir realmente angustia (espero que fuese eso lo que pretendías), y transmite la sensación de que realmente necesites ser salvada de algo.

PD: Lo de las mil vidas dentro de ti... no te quejes, al menos no son reales.

Nanah dijo...

Claro Mr. Jekyll xD menos mal.

No pienso darle mi nombre a una máquina dijo...

Tengo suerte, porque no parece que Hyde siga por ahí, aunque vete tu a saber...

Nanah dijo...

Al menos así tienes alguien con quien hablar siempre... :P (aunque escriba tan súmamente mal xDD)

No pienso darle mi nombre a una máquina dijo...

¿Y es una conversación cuando no es en directo?
Apenas he leído nada REALMENTE suyo.